miércoles, 4 de noviembre de 2009

Willow, tienda de lanas en Barcelona

Paseando el otro día por el Eixample me topé con dos tiendas 100% Mola Coser.
La primera os la presento ahora: se llama Willow, es una tienda lanera donde se pueden comprar madejas, pero también productos ya confeccionados. Está en la calle Córcega, esquina Muntaner.

La segunda os la presento mañana...

4 comentarios:

evitta dijo...

Oh, que buena pinta! Hace un par de semanas que he empezado a hacer punto de manera autodidacta... ya hago mis primeros pinitos! ;)

sfer dijo...

Me la apunto!!
Yo el otro día hice mi primera excursión a La Barcelana. Este fin de semana os enseño mi adquisición (es tan bonita... snif... :_)

Anónimo dijo...

En verano de 2011 encontré esta tienda por casualidad y entré para chafardear. Me gustó bastante el género que tenían pero como no tenía dinero tuve que irme sin comprar nada. He dejado pasar el tiempo y cuando he vuelto a tener dinero busqué por Internet la dirección (encontrádome esta página), porque ya no me acordaba exactamente de dónde estaba la tienda. He ido dos veces más y, sinceramente, es para no volver.

Le pregunté a la señora que me atendió si tenían algodón egipcio y me enseñó unas madejas preciosas de tonos pastel. Pregunté si seguían labores, porque hace poco he aprendido de manera autodidacta a hacer guantes con dedos y al principio se me abrían los puntos en cada cambio de aguja formándose una antiestética escalera. Me dijo la señora que si le compraba un ovillo y hacía los guantes me explicaría qué hacer para que no se me abrieran (lo cual me pareció justo). Me fui a casa para pensar qué comprar exactamente para ponerme con las labores. Cuando vuelvo, me atiende otra señora distina (bajita, rubia, con gafas, delgada y un poco calva; esta creo que es la jefa), me dice que no tiene algodón egipcio, las madejas que me enseñó la otra señora ya no están en el mismo sitio y me dice que ella no sigue labores de guantes porque son muy muy complicados y que lo único que puedo hacer es apretar mucho el hilo en el cambio de aguja. Como me gustó el tacto del algodón me decido a comprar una madeja rosa pálido para hacer muestras. Pregunto si suelen tener normalmente o sólo hacia la primavera y me contesta que no me lo puede decir porque esas cosas nunca se saben. Que ahora tiene mucho y que aproveche para comprarlo si lo quiero porque si se agota no sabe si volverá a tener o cuándo lo tendría. Mucha chulería y mala educación. Lo único que querían era vender y quitárseme de encima, me han debido ver cara de principiante. Puede que vuelva, porque el género que tienen me gusta, pero a sabiendas de lo que me espera…

PD: ya he solucionado lo de los puntos. Y me he ahorrado un ovillo de lana ;P

Iris Duarte dijo...

Uf, bueno, lo importante es que solucionaras lo de los puntos... :)