martes, 12 de abril de 2011

La estrella de la muerte (2)

Nadia y sfer me avisaron: la estrella de la muerte (o Lone Star para los afortunados) es más que difícil, es muy difícil. Pero la verdad es que después de empezar otros ejercicios no me parecía que coser rombos, cuadrados y triángulos fuera a dar tanto problema.

Al principio creí que sería más latosa que complicada de coser. Son 32 rombos, 4 cuadrados y 4 triángulos y con mi nula capacidad para el dibujo y el manejo de las tijeras, pensé que el tedio me invadiría a la hora de crear las diferentes piezas que tenía por delante. Pero cuando al coser vi aparecer los primeros bultos en la labor no entendía nada. ¿De dónde salían? ¿Qué pretendían? Así que fueron dos las veces que tuve que deshacer todo lo cosido y volver a empezar.

Problema: la tela de los rombos centrales no soportó tanto cose y descose y empezó a deshilarse de forma preocupante al tercer intento de coserlo de nuevo. Fue un trabajo muy complicado coser sobre algo que deshila, que se desvanece, que casi es inexistente. Muy filosófico, también. Así quedó.

De lejos y con el paso de la plancha no se ve tan mal, ¿no?

3 comentarios:

nena24 dijo...

Te ha quedado realmente bonita esa estrella.

sfer dijo...

LLegué yo a poner una foto de la mía? Ni la plancha más experta hubiera podido arreglar aquello. Eso era aboñigarse, y no lo del **** tronco!! XDDD

evitta dijo...

Pues se ve muy bien! No está para nada abollullada!! Aprobado alto, Iris!!