jueves, 23 de julio de 2009

¡Acabemos con la invasión de las sillas de plástico!



No sé qué prefiero en verano, si una silla de plástico a la que quedarme pegada de sudor, o una silla de lana bien calentita... En cualquier caso, si alguien se anima a tricotar una funda para su silla de plástico, que sepa que puede descargar el patrón desde el blog The Knitted Chairs.

2 comentarios:

Lludria dijo...

La idea me parece estupenda porque no me gusta el plástico para nada! Mmm... Qué tal un término medio? Podría ser una funda en tela, en vez de en lana. Así sería más fresquita y no resbalaríamos de la silla con el chop-chop de estos calores ;)
Saludos, Sfer!

Iris dijo...

¡Qué chulas estas sillas!
Yo casi prefiero tenerlas de lana que no de plástico y mi gato seguro que también lo preferiría...