jueves, 28 de mayo de 2009

Ancora

Hay una mercería por la parte de detrás del mercado de Sants (según Google Maps, la calle se llama Daoiz y Velarde) que cerrará el próximo mes de junio/julio. Ya he estado dos veces, porque cualquier excusa es buena para comprar cintas y botones e hilos y bieses... que no sé cuándo utilizaré pero que me gusta atesorar. La segunda vez que fui, me marché de allá con un montón de regalos: botones que le quedaban sueltos, un par de metros de cinta de algodón blanca... pero sobre todo, esta maravillosa cajita de cartón de hilo para bordar.


Creo que voy a volver. Buscaré alguna excusa. ¡¡Quiero más cajitas, aunque estén vacías!!

1 comentario:

Iris dijo...

uy, pues yo vivía hace tres años en Sants y creo que sé a qué tienda te refieres, pero me pasaré por allí para confirmar...

yo estoy enganchada a las cajas metálicas de galletas, cada vez que veo una que me gusta me la llevo a casa!