domingo, 27 de mayo de 2012

Foto finish

Domingo por la tarde.
Mañana es fiesta.
Y, para colmo... tengo una semana de vacaciones!!
Así que estoy como si tuviera tooooodo el tiempo del mundo por delante. Ayer estuve cosiendo, esta mañana he estado de sesión de fotos, y ahora os traigo unas cuantas entradas (porque no me voy a aguantar ni pienso programarlas para que salgan todas poquito a poco, no... ¡o hoy o nunca!) con algunas de las cosas en las que he andado liada últimamente.

La primera entrada se la dedico a dos proyectos ACABADOS. Ah... acabar algo... qué satisfacción! Empezar es fácil, que se te ocurra algo en lo que ponerte a coser es fácil (sobre todo hoy en día con Internet), pero tener la constancia suficiente para llevar un proyecto hasta el final... eso NO ES TAN FÁCIL! Os lo dice la que todavía tiene un sampler de patch empezado hace tres? cuatro? años pendiente de acabar...

Primero, os presento el tablero de Go téxtil, a juego con las bolsitas para guardar las piedras. Por supuesto, una colaboración para el sorteo de las próximas navidades en la Ludotecla:




































El Go es un juego tradicional originario de China muy conocido (aunque con diferentes nombres) en todos los países asiáticos. Como en el ajedrez o en las damas, un jugador usa las fichas (piedras) blancas, y otro las negras, pero a diferencia del ajedrez, las reglas son mucho más sencillas (todas las piedras son iguales), aunque el juego es muy complejo y existen jugadores profesionales y montones de manuales para su estudio y perfeccionamiento. Normalmente se juega sobre un tablero de madera, aunque claro... también los hay de plástico, magnéticos y... de tela :-). Para confeccionar el tablero usé una tela de hilo de color crudo que compré en Casa Felix, buata de relleno y una tela de algodón para el reverso que imita las vetas de la madera en tono azul-grisáceo. Las intersecciones en las que se colocan las piedras están acolchadas a máquina (primero las calcamos de un tablero en un folio, y luego del folio a la tela con un rotulador de los que se borran con agua). Las bolsitas las hice con cotonet de la marca presencia (colores crudo, blanco y negro).

Y el segundo proyecto acabado, del que estoy especialmente orgullosa... el cojín para Seulki!!


Seulki es una amiga de Corea que hará como un año y medio me envió un montón de telas de patch por correo. Para agradecérselo, llevo desde entonces trabajando ahora sí ahora no en este cojín, que usa algunas de las telas que ella me envió. La técnica es la del jardín de la abuela, una de las que más me gustan del patchwork (porque se me da bien y siempre me cuadra, no como otras ^^). Los botones son un regalo de cumple de enhac, que me compró muchísimos y por eso no me da envidia regalar algunos, que si no... Son de madera y todos tienen flores u otros motivos impresos encima. Los compró en Bohemian Findings (etsy, como no...). Los hexágonos están aplicados a la misma tela de hilo de color crudo que usé para el tablero de Go (es una tela que me gusta mucho, la verdad sea dicha...)

En un plis, la funda de cojín estará volando a Corea del Sur. Seguro que Seulki ya se ha olvidado completamente del regalo que le prometí con algunas de las telas que me envió! En la siguiente entrada os enseño algunas cosillas más :-)

2 comentarios:

Iris Duarte dijo...

¡Me encantan el cojín y el tablero! Yo tengo dos proyectos en mente que son muy del estilo ya que son un tablero y un cojín... pero ¡no revelaré más datos!
One question: la funda del cojín ¿la has hecho tú o la has comprado y has aplicado las piezas?
Yo es que me decanto más por la segunda opción... ;P

sfer dijo...

La he hecho yo, y además puedo decirte que es un plis, pues se trata solo de tres rectángulos de tela:
- uno para la parte delantera, donde van aplicados todos los hexágonos.
- dos para la parte trasera, que hacen de solapa uno sobre el otro: en uno se hacen los ojales y en el otro se hacen los botones.
Para montar la funda
1) haces los dobladillos de las dos partes traseras.
2) haces los ojales.
3) después coses por el borde del rectángulo, con las piezas encaradas por dentro.
4) le das la vuelta y coses los botones.

A máquina, super super fácil...