miércoles, 7 de septiembre de 2011

30 años muy a lo Mola Coser (2)

Y para acabar con los regalos costuriles con los que me obsequiaron, ahí van los de mi madre:

Una caja con un contenido muy especial. La primera vez que oí hablar del patchwork fue hace más de 10 años cuando mi madre encontró las instrucciones para coser una colcha en una revista típica de labores. Le entusiasmó tanto la idea que compró las telas, recortó las piezas y empezó a coserlas. Pero la labor quedó aparcada y un poco olvidada.

Para mi madre fue su primera experiencia con el patchwork y al desconocer sus técnicas pues se llevó un pelín de chasco con algunos reveses que fue sufriendo al ir juntando las piezas y supongo que por eso y el ajetreo cotidiano, lo fue dejando hasta que llegó mi cumpleaños y me pasó la caja.
Son 1000 rombos-diamantes en 12 telas de diferentes niveles crománticos entre el blanco y el azul. Hay que formar estrellas y darles forma cuadrada con otros rombos blancos.

Es un gran desafío, pero me hace ilusión llevarlo a cabo y poder regalarle a mi madre su colcha. De momento ya he empezado, pero va para largo, para muy largo...

Y para rematar un par de libros para desarrollar mis técnicas costureras, ahora que sfer me ha enseñado a enhebrar la máquina (qué tristeza...) y un ejemplar de la revista Burda. ¡Qué confianza me tienen! No sé yo, lo veo muy difícil...

7 comentarios:

sfer dijo...

Tú estás segura de que tu madre te quiere? Dios mío, me regala la mía un kit para hacer tropocientas estrellas de la muerte y me da un patatús!!!

Iris dijo...

Ya te digo... Al principio me mareé un poco, pero como no me he puesto ningún plazo (y también he dejado ese dato claro a mi madre), pues mira iré haciendo... :S

sfer dijo...

Te vas a convertir en la experta número 1 en estrellas :-D

Iris dijo...

A lo mejor enloquezco totalmente y las revisto de metal para utilizarlas como armas mortíferas... ¡AL LORO! ;)

beatxu dijo...

Es muy bonita la idea de terminar esa colcha para tu madre! Pero empiezo a pensar q existe el síndrome del patchwork...yo quiero aprender! He encontrado un curso en un centro cívico de Vilanova en horario de mañana, a ver si me animo!

menduca dijo...

Los libros son el mejor regalo!
Vas a poder hacer un montón de cosas con ellos.
Y la colcha... mucha suerte!!!!, pero con la máquina de coser será bastante fácil.

Iris dijo...

¡Qué razón tienes menduca!
Ya tengo casi acabada la primera estrella, pero la he cosido a mano. Le tengo un pavor estúpido a la máquina de coser, pero no mejora con sueños como el que he tenido esta noche donde me cosía un dedo al trasto... ;)