martes, 31 de agosto de 2010

Expositor de lana

En mi casa llevamos a régimen... puf... no sé cuántas semanas ya, así que nuestro expositor de pasteles lleva vacío todo este tiempo, hasta que ayer me harté. Deprime verlo sin nada delicioso en su interior, así que a falta de pasteles, ¡buena es la lana! ¿No creéis?
No queda nada mal y tengo la labor actual muy a mano, a la par que no pienso en todo lo dulce que podría contener el expositor... :)

3 comentarios:

Samedimanche dijo...

¡¡Brillante idea!! Y piensa en la ventaja que nos llevas a los que empezamos el régimen ayer...

sfer dijo...

Además, si tardas tanto como yo en acabar un proyecto lanoso, así evitas que se te llene de polvo.

(¿Dónde has comprado ese expositor tan chulo?)

Iris dijo...

Pues sí, algo de ventaja llevo, pero qué duro es igualmente ¿verdad?

El expositor lo compré en una tienda de mi barrio (de esas de toda la vida) que es una mezcla de ferretería y menaje, pero puedes también encontrar uno en IKEA aunque es algo pequeñito... Si te pasas por alguna tienda de menaje los encuentras de diferentes tamaños y formas. ¡A mí me encantan!