domingo, 8 de febrero de 2009

#31

O sea... los años que cumplí hace unas semanas :-)
Y he aquí los regalos costureros que, inevitablemente (y gracias a Dios!) cayeron en esta ocasión. Para poner un orden, iremos de los regalitos a los regalazos:

Primero: MOKUBA.




Desconocía la existencia de este paraíso de las cintas en Barcelona, así que gracias a Àngels (compi del curs de patchwork que aviat també tindrà un blog que serà de visita obligada, perquè aquesta noia té idees per donar i per vendre!) por descubrírmelo. Y gracias, también, por avisarme de que había que ir con la targeta preparada, porque además de que no es barato, es imposible salir de allí sin comprar alguna cosita! ¿Podría haber hecho algo mejor la mañana de mi cumple que ir de excursión a Mokuba? Yo creo que no :-)
Ahí tenéis una foto de las cintas que compré (menos la de arriba, que me la regaló enhac).

SEGUNDO: DE TELAS, CINTAS, SELLOS Y LIBROS.



Un fat quarter y dos metros de cinta de champiñones de Cottonblue.

Subversive cross stitching, the book!! Comprado gracias a Book depository y sus gastos de envío gratuitos a todo el mundo :-) El punto de cruz nunca volverá a ser ñoño!

Sello con carrete de hilo de Nora Jane... que hace unos sellos preciosos! Ahora que ya tengo uno con un botón y uno con un carrete de hilo, solo me falta el dedal :-)

TERCERO: ¡Todo en orden!





Gracias al costurero costumizable!! Este está comprado "in situ" en Casa Félix (Pl. de la Vila de Madrid) y te permite poner en las tapas de cristal lo que tú quieras. Con retales de las telas con las que estoy haciendo la colcha, cosí el pequeño "collage" que podéis ver en las fotos.

Y CUARTO: ¡¡ALFA INIZIA!!

¿Adivináis qué es?

¡UNA MÁQUINA DE COSER!
Nuevecita!
Y es toda mía!!
Desde que empecé a coser pensaba que no tendría una hasta que no nos cambiáramos de piso (con las nuevas aficiones de la familia - los juegos de mesa y la costura - este piso se nos está quedando pequeño a pasos agigantados), así que la sorpresa fue mayúscula cuando, entre mis hermanas, padres y novio me regalaron una máquina de coser. Todavía no acabo de creérmelo... Ya le hemos hecho un rincón en el armario, y ocupa menos de lo que podría parecer, y el domingo pasado la estrené (cosiendo los pequeños cuadritos para decorar el costurero). Ahora no hago más que desear que llegue rápido el 2 de marzo para tener más tiempo y hacer todas las cosas que me gustaría. La primera: una funda para taparla, porque la que traía es de plástico blanco supercutre. El viernes compré un montón de trocitos de fieltro, así que ya tengo en mente cómo voy a hacerla. Espero poder enseñárosla pronto!!

2 comentarios:

evitta dijo...

Ala! Que supermáquina de coser!! Ya me enseñarás las virguerías que es capaz de hacer!!
Y también quiero darle un vistazo al libro de punto de cruz, ¡tiene buena pinta!

Iris dijo...

¡Felicidades guapa! A mí los sellos me encantan, tengo unos cuantos que compro cuando voy a NYC en una tienda que se llama The Ink Pad, apúntatela por si vas por allí.